Juan 3:16 (análisis)

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna.” Juan 3:16

Juan 3:16 es el versículo más conocido, amado, y memorizado de la Biblia, y ha sido llamado el versículo más famoso de la Biblia. También ha sido llamado el “Evangelio en pocas palabras”.

Tiene siete grandes verdades: Dios, el amor, el mundo, el hijo de Dios, la fe, la condenación, y la vida eterna. Quiero hacer un análisis de las frases de este verso.

La primera frase que encontramos es “Porque de tal manera amó Dios al mundo”.

Mi hijo de nueve años suele preguntarme con frecuencia “papá ¿me amas?”; a veces me preocupa que esporádicamente haga ese tipo de preguntas ya que pienso que no estoy demostrando mi amor hacia él y por eso duda de mi amor. Pero no es así con Dios, jamás debemos dudar de que Dios nos ame.

“Jamás debemos dudar de que Dios nos ama tanto ya que Él no dudó en sacrificar a su único Hijo para salvarnos; esa es la máxima expresión de su amor”.

“de tal manera”

Es una expresión para poner énfasis y significa la intensidad de su amor y el grado hasta el cual amó Dios al mundo.

“… Dios amó”

Debemos considerar que la palabra “amó” (gr. agapao) en español es un Pretérito Perfecto Simple, en griego es un Indicativo Aoristo Activo que habla de una acción ocurrido en el pasado, esto es un Antropopatismo (poner sentimientos humanos a Dios), tienen un peso humano, es decir; usamos palabras que describan nuestro mundo, nuestros sentimientos, nuestra perspectiva histórica en un esfuerzo para descubrir a un ser espiritual (Dios) que es eterno, santo y único. La humanidad caída, finita, temporal no puede apoderarse de la realidad total y final.

“… al mundo”

El mundo (gr. Kosmos) es usado de diversas maneras en la Biblia (ej. Juan 1:10) pero aquí es una Metonimia (no se refiere al mundo como globo terráqueo sino a la gente que lo habita) algunos tratan de decir que sólo se refiere a los “escogidos de Dios”, pero tal cosa en una falacia como lo veremos más adelante.

“… que ha dado”

Dios ha dado a su Hijo, Dios el Padre le dijo al Hijo: Tengo unos enemigos… quiero que sean mis amigos…. Ve a morir por ellos en su lugar….Porque los quiero salvar. Esto es la magnitud de su amor por nosotros.

“… a su hijo unigénito”

Esta frase se traduce de la palabra griega monogenes. Esta palabra es traducida varias veces al español como “único,” “el único,” y “el unigénito.”

Monogenes tiene dos definiciones primarias.

–  La primera definición es “Referente a ser el único en su tipo dentro de una relación específica.” Este es el significado atribuido a su uso en Hebreos 11:17 cuando el escritor se refiere a Isaac como el “único hijo.” Abraham tuvo más de un hijo, pero Isaac fue el único hijo que él había tenido de Sara, y el único hijo del pacto.

– La segunda definición es “Referente a ser el único de su tipo o clase, único en su género.” Este es el significado que está implicado en Juan 3:16, Jesús es el único y amado. Nosotros somos hijos de Dios por la Fe, pero Jesús es el único Hijo de Dios.

“… para que todo aquel que en él cree”

Enfatiza el creer desde un inicio y hasta la eternidad. ¡Muchas gracias a Dios por el “todo aquel”! Esto equilibra el énfasis sobre algunos grupos radicales. No es que “la soberanía de Dios y el libre albedrío del hombre sean mutuamente excluyentes, ¡ambos son verdades! Dios siempre inicia la respuesta y pone la agenda, pero ha reestructurado sus relaciones con la humanidad por medio del Pacto. ¡Debemos responder y continuar respondiendo a su oferta y condiciones!

“.. .No se pierda”

Alguien dijo: “Quien no nace dos veces muere dos veces.” Ningún hombre o mujer que ha vivido en el mundo merece la salvación de Dios, porque todos somos pecadores nadie merece ser rescatados del infierno. Pero Dios amó tanto al mundo, que dio a su Hijo único, para que todo aquel que cree en él no perezca ni permanezca en la oscuridad en la condenación, sino que venga a la luz, y tenga la vida eterna. El castigo está directamente relacionado con su falta de no responder con fe a Jesús.

“.. .Más tenga vida eterna”

La vida eterna es una vida que comienza en el momento que venimos a Cristo y lo recibimos como Salvador, y continúa a lo largo de toda la eternidad. La definición bíblica de la vida eterna es proporcionada por Jesús mismo: “Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.” (Juan 17:3). Esta definición no hace mención de la longitud de los días, la salud, la prosperidad, la familia o la carrera. De hecho, lo único que menciona es el conocimiento de Dios, que es la clave para una vida verdaderamente abundante.

Bien, ahora ya estamos listos y viene la primera pregunta: ¿Cómo nos ama Dios?

Respuesta: De tal manera, intensamente

Segunda pregunta: ¿cómo muestra Dios su amor para con nosotros?

La Biblia misma nos responde esta pregunta

“Más Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.”Romanos 5:8

“En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él.”1 Juan 4:9

Tercera pregunta: ¿Cuánto nos ama Dios?

El amor de Dios es insondable, pero para responder esta pregunta es necesario que nos preguntemos: ¿cuánto Dios el Padre ama al Hijo?, (Juan 3:35; Mateo 3:17) si estamos en Cristo, el Padre no ve a mi carne sino a Jesús en mi Él ve en Su Hijo tu sustituto y mi sustituto. Así que ¿Cuánto te ama Dios? Te ama tanto como ama a Cristo. Estás en Cristo, eres perfecto pues Él cumplió la ley en forma perfecta por ti.

Conclusión:

Estas son las cosas más importantes del universo para ti, estamos enfrentando la eternidad ya sea con Dios o para siempre apartados de Él en la condenación. Vivimos en un mundo donde muchos se hacen llamar cristianos; pero ¿cómo qué lo han recibido? Muchos lo han recibido como maestro, otros como médium, los de pare de sufrir lo reciben como el sanador, el proveedor de bienes, de casa, dinero y salud y que da la felicidad aquí, otros como un gran filósofo, etc. esa manera de recibirlo no tiene ningún poder de salvarte del infierno, pero tenemos que recibirlo como realmente Él es, no como tú piensas, o te han dicho, o lo que a ti te gustaría que fuera sino lo que es en realidad.

Lo que nos deja sólo una pregunta: ¿Vive usted en el perdón y en la libertad de Juan 3:16? ¿Ha sido usted liberado del temor de la muerte? ¿La incertidumbre de ser amado así moldea sus relaciones interpersonales? No estoy preguntándole si se sabe este versículo. Pero, ¿lo cree? ¿Es ésta su vida? ¿Acaso todo lo que hace está permeado con este versículo?

Si nunca le ha pedido a Cristo Jesús que sea su Salvador personal, lo puede hacer en este momento. Si Él está en su corazón, su vida tendrá un propósito. En este momento puede hacer ésta oración con un corazón sincero:

“Señor Jesús, yo creo que tú eres Dios, que moriste por mis pecados, y que tu resucitaste de entre los muertos. Yo sé que soy pecador y te pido en este momento que seas mi único y suficiente Salvador. En ti pongo toda mi confianza y recibo tu regalo de vida eterna. ¡Gracias por tu promesa! En Cristo Jesús, Amén”

3 comentarios en “Juan 3:16 (análisis)”

  1. Nosotros decidimos, el mundo decide. Dios escogió y escoge por la condición de corazón de cada pueblo, y persona. A no olvidar que todo comenzó con una sola persona: Abraham. La salvación es un regalo de Dios, nadie se lo merece. La regla principal es una fe incondicional como la de Abraham. El padre de la fe.

    Responder
  2. algunos tratan de decir que sólo se refiere a los “escogidos de Dios”, pero tal cosa en una falacia como lo veremos más adelante.
    ???? Donde esta la explicacion?
    Por toda la biblia, el antiguo y nuevo testamento vemos a Dios quien escoge a un pueblo (Israel) y deja de lado a otros muchos, varios ejemplos de eleccion, A jacob ame mas a Esau aborreci, y el libro de Juan and Efesios, Galatas y muchas otras escrituras muestran claramente la eleccion de Dios en su soberania. Recomiendo un profundo estudio de los atributos de Dios y la condicion caida y depravada del hombre. Nadie viene a Cristo sin que haya sido elegido por Dios antes de la creacion del mundo. La salvacion jamas sera una “decision” del hombre en si mismo, mas un acto de eleccion del Dios soberano de la biblia. Doctrina y exegasis biblico, usando la hermeneutica y sus simples reglas. La salvacion es de Jehova.
    Maranata.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.