19 agosto , 2014

Escudriñad las Escrituras no es un mandato

Por Geycer Paredes

“Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí”. Juan 5:39

Este pasaje ha sido considerado como un mandamiento para estudiar las Escrituras, sin embargo, cuando analizamos el contexto, y la gramática de la palabra de este pasaje nos damos cuenta que este texto no se encuentra en el modo imperativo, sino más bien, en el modo indicativo. Este modo es apoyado por el contexto del verso 40. Jesús no le está ordenando a estos judíos que escudriñen las Escrituras, sino más bien, les está indicando que ellos lo hacen. El Señor Jesús estaba meramente declarando el hecho de que los judíos escudriñaban las Escrituras y creían que con ello estaban recibiendo vida eterna. No se daban cuenta de que las Escrituras, al anunciar el Mesías venidero, estaban en realidad hablándoles de Jesús. Es terrible pensar que los hombres, con las Escrituras en sus manos, pudiesen ser tan ciegos. Pero era aún más injustificable que después que el Señor Jesús les hablase de esta manera, siguiesen rehusando aceptarlo.