20 mayo , 2011

Airo

Por Geycer Paredes

“Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto.” Juan 15:2

Bruce Wilkinson cuestiona las traducciones más y sugiere que, en vez de decir “Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará…”, debe decir, “Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo levantará….” El autor explica que la palabra en griego es “airo” y se puede traducir como: levantar, subir, llevar, quitar, destruir. Añade que un viñador frecuentemente ve que está caída una rama, y que está cubierta de tierra. No dará fruto así, por lo tanto el labrador levanta la rama y la sacude. Concluimos que la traducción de Bruce Wilkinson es una opción válida. Más aun, sus argumentos son bastante convincentes.