Leído 87 Veces 25 septiembre , 2022

¿Es el ayuno un mandato para los cristianos?

Por Geycer Paredes
  • “Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro”. Mateo 6:17

El ayuno consiste en abstenerse de comer alimentos en un periodo de tiempo completo o parcial. Hablando espiritualmente puede definirse, como una disciplina que ejerce un cristiano para fortalecer su espíritu, aislándose de las prácticas diarias y del consumo de la comida, para dedicar ese tiempo a la búsqueda de Dios en oración y confesando sus faltas. El ayuno sirve mucho para enfrentar momentos de angustia y tribulación personal, es más, es un sistema fisiológico humano, ya que al pasar por períodos de estrés se disminuye la sensación de apetito.

“El ayuno tomó un lugar principal en la devoción bajo la ley, y tal vez es practicado más incluso ahora bajo el Evangelio. Los puritanos lo llamaron ‘ayuno que engorda el alma’ y muchos lo han encontrado cierto”. (Spurgeon)

La intención del ayuno no es castigar al cuerpo o “matar la carne”, sino el enfocarse en Dios. El ayuno tampoco debe ser considerado como un “método de dieta”. El propósito del ayuno bíblico no es para perder peso, sino para ganar una relación más profunda con Dios. El ayuno tampoco es “un sacrificio para ofrecerle a Dios” buscando el favor de Dios, ni tampoco mediante el ayuno no podemos “torcer” el brazo de Dios para que Él ceda a nuestras demandas, muchos dicen: ¡Vamos a ayunar para obtener sanidad! ¡vamos a ayunar para tener éxito en nuestra campaña evangelística! Etc (Salmo 73:13; Malaquías 3:14) Dios es Soberano y Él obra según su voluntad. El ayuno tampoco es un “arma de guerra del cristiano” no aparece en el catálogo de Efesios 6:10ss

Dada la aclaración sobre lo que es y lo que no es el ayuno, concluimos que el ayuno es bíblico y que es bueno practicarlo siempre y cuando sea con el objetivo correcto antes mencionado y con la humildad y mentalidad correcta ¿pero es un mandado para los cristianos?

Algunas congregaciones insisten en que el ayuno es una obligación de los cristianos y usan algunos versículos para enseñar esta idea, personalmente cuando di mi paso de fe fui obligado a ayunar 3 días al seco en mi congregación, una mala experiencia, veamos a continuación algunos de estos versos que Yiye Ávila en su momento ayudó mucho en divulgación:

  • ¿No es más bien el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas de opresión, y dejar ir libres a los quebrantados, y que rompáis todo yugo? Isaías 58:6

El catolicismo pretende tomar el verdadero significado del ayuno de Isaías 58:3-7, y dicen que debemos ayunar por nuestros pecados, a esto se le conoce como el “ayuno del pecado”. Esto es un error; no hay tal término en la Biblia para ayunar del pecado; la idea es ridícula y absurda, como si el pecado fuera parte de nuestra comida diaria”. (Clarke)

En estos versículos el Profeta no define qué se entiende por «ayuno», sino que muestra lo que el Señor requiere en primer lugar y principalmente, y de qué manera nuestra obediencia puede ser aprobada por él, y cuáles deberían ser las disposiciones de aquellos que se esfuerzan ayunar de la manera correcta. (Calvino)

En el contexto de estos versículos, el profeta exigió, para que pudiera haber un «ayuno» aceptable, se debería abandonar aquellas cosas que denotan adecuadamente la esclavitud, y será seguido por, actos de justicia, bondad y compasión. La aplicación justa de este mandato pronto extinguiría la esclavitud en todo el mundo.

¿Cómo puede una nación pretender ayunar o adorar a Dios en absoluto, o atreverse a profesar que creen en la existencia de tal Ser, mientras llevan a cabo la trata de esclavos y el tráfico de almas, sangre, y cuerpos, de hombres! ¡Oh, vosotros, los más flagrantes de los bribones y los peores de los hipócritas, desechad de inmediato la máscara de la religión; ¡ y no profundicéis vuestra perdición sin fin profesando la fe de nuestro Señor Jesucristo , mientras continuéis en este tráfico! (Clarke)

  • “Ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano”. Lucas 18:12

Algunos han visto en este versículo que el ayuno ya era parte de un mandamiento que los judíos seguían y que la iglesia cristiana ha seguido practicándolo. Pero ya vimos que el ayuno es una buena disciplina, pero nunca un mandato para los cristianos. Los fariseos generalmente ayunaban dos veces por semana en práctica farisea típica: jueves y lunes (ascenso y descenso de Moisés en el Sinaí). (Bruce) Los escribas y fariseos hipócritas querían asegurarse de que todos supieran que estaban ayunando, así que ellos demudaban sus rostros para que su agonía de ayuno fuera vista por todos.

  • “Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro”. Mateo 6:17

Otros enseñan que el Señor Jesucristo en el Sermón del Monte incluyó el ayuno entre los pilares de la piedad juntamente con la oración y la limosna (Mateo 6:1-18). Y dio por hecho que sus discípulos sí que ayunarían. Fijémonos cómo comienza su exhortación: «Cuando ayunéis» (Mateo 6:16). De hecho, él mismo ayunó en algunas ocasiones de las que tenemos constancia (Lucas 4:2). Y también encontramos diversas ocasiones en que la iglesia ayunaba después de la ascensión de Cristo (Hechos 13:1-3; Hechos 14:23; 2 Corintios 6:5;2 Corintios 11:27).

Bien, el hecho de que el ayuno sea considerado en el Sermón del Monte no indica que sea una obligatoriedad para los creyentes en Cristo. La escuela de pensamiento de la visión absolutista señala que todo lo que indica el Sermón de la Montaña debe ser tomado literalmente y debe ser aplicado universalmente por todo aquel que quiera seguir a Jesús; pero realmente el sermón de la montaña está lleno de modismos y figuras retóricas que hacen que sea imposible seguirla en forma literal.

  • “Jesús les dijo: ¿Acaso pueden los que están de bodas tener luto entre tanto que el esposo está con ellos? Pero vendrán días cuando el esposo les será quitado, y entonces ayunarán” Mateo 9:15

Otros argumentan que este versículo es un mandato de que todos los creyentes debemos ayunar porque dice que vendrán días cuando el esposo les será quitado y entonces ayunarán.

Vemos el contexto que los discípulos de Juan vinieron a Jesús a dar su queja de que ellos estaban ayunando y sus discípulos no, ellos estaban ayunando porque su líder estaba en la cárcel, Jesús les dice que sus discípulos no pueden ayunar entre tanto que Él está con ellos, pero vendrán días (aquí es donde se da la eiségesis)… Jesús fue quitado de entre los discípulos por tres días, ellos lloraron y se humillaron y debido a las muchas aflicciones pero Jesús resucitó, nos dejó al Espíritu Santo, Él está siempre con nosotros hasta el fin del mundo (Mateo 28:20).