Leído 36 Veces 22 octubre , 2022

Unidad Divina en Plural

Por Oziel Deulofeu

✍🏻«Escucha Israel, Jehová (YHWH) nuestro Dios, Jehová (YHWH) uno es» Deuteronomio 6:4

Este texto se conoce entre los judíos como «la Shemá» que quiere decir «Escucha, presta atención, ten muy en cuenta”, y de aquí principalmente se predica el monoteísmo hebreo que enseña como lo indica la palabra momo- uno y teísmo- dios, es decir, un solo Dios.

Pero eso mismo enseña el cristianismo y no se contradice en nada con la doctrina de la trinidad que es también monoteísta pues enseña que solo existe un Dios lo que formado en tres personas, El Padre, el Hijo, reflejo exacto y eterno del mismo Padre, y el Espíritu Santo, emanación eterna del Padre y del Hijo, pero formando los tres UNA SOLA DEIDAD INDISOLUBLE Y ETERNA en tres personas.

En Mateo 28:19 se habla de tres entidades personales pues en el griego cada una está separada por la partícula “kai” que se traduce «y» mostrando claramente que son tres, pero al mismo tiempo están unidas por «el nombre», palabra en singular que indica UNIDAD en un nombre, y pluralidad de personas, además, Jesús dijo que él y la persona del Padre son diferentes en Juan 5:31-32; Juan 8:17-18. Y esto está bien claro porque está hablando judicialmente, porque la ley a la cual Jesús apela afirma que un testimonio para ser válido tiene que estar respaldado por dos personas como mínimo (Vea Deuteronomio 17:6; Deuteronomio 19:15 y Números 35:30)  quedando claro que como persona él se distingue del Padre, pero también del Espíritu Santo pues le llama, aparte de él, el OTRO consolador en Juan 14:16 y estos tres se llaman Dios en Juan 1:1; Juan 1:18, Romanos 9:5, Tito 2:13, Hechos 5:3-4, y se afirma categóricamente que hay un solo Dios en Santiago 2:19. Entonces se concluye por el testimonio Bíblico que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son TRES personas y al mismo tiempo forman un único Dios como bien lo ilustra 1 Juan 5:7.

Ahora bien, pasemos a la segunda parte, si esto es así, porque Deuteronomio 6:4 afirma que Dios es uno.

En el hebreo transliterado se lee: «Shemá Israel, Adonai Eloeinu, Adonai Ejad». Aquí vemos que la palabra uno es “Ejad” y esa palabra en hebreo literalmente significa UNIDAD y así la entienden eminentes judíos no cristianos como el erudito, hebraísta Gerson Sholen, y otros que lo traducen también como UNIDAD y no uno, pero para huirle a la trinidad enseñan que es una unidad absoluta y no COMPUESTA POR TRES, y esto lo confirma el hecho que es la misma palabra para el matrimonio en Génesis 2:24 diciendo que el hombre y la mujer serán una (ejad) carne. UN SOLO MATRIMONIO EN UNIDAD DE DOS PERSONAS, como un solo Dios en UNIDAD DE TRES como enseña el texto hebreo y la Biblia en general.

Otro ejemplo lo vemos en el mismo libro: «Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana un (ejad) día». Aquí la tarde es un elemento y la mañana es otro elemento, pero ambos forman un día. Fíjese que no dice «y fueron un…» sino que dice: «y fue un día». La palabra «ejad» quiere decir Uno formado por varios. Y es la misma palabra que se usa aquí en Deuteronomio 6:4: nuestro Dios, Uno es.

Dios es Uno. No podemos negarlo. Pero la misma Biblia que nos dice que Dios es Uno, también nos dice que el Padre es Dios, el Hijo es Dios, y el Espíritu Santo es Dios.

La contradicción solo existe en una mala hermenéutica de los textos sin contar con todo el contexto Bíblico y en el desconocimiento de muchos en las lenguas en que fue escrita.