Generalidades de la Biblia

Nuestra Biblia en su conjunto agrupa a 66 libros escritos en tres idiomas: Hebreo, Arameo y Griego, y en tres continentes: Asia, África y Europa. Fue escrito por unos 40 autores que vivieron en diferentes épocas, en un lapso de 1600 años, desde 1513 a. C. Hasta cerca del año 98 d.C.

La Biblia contiene 1,189 capítulos, 929 capítulos en el AT  y 260 en el NT. Y distribuidos en  594 capítulos antes del salmo 118 y 594 después del salmo 118. El centro de la Biblia es el salmo 118: 8. El capítulo 29 del libro de Job es el centro del AT  y el capítulo 8 de Romanos es el centro del NT.  Existen 3’566,480 letras, 773,693 palabras, 31,102 versículos y 3,573 promesas aproximadamente.

El libro más corto de toda la Biblia es la epístola de 2 Juan; contiene sólo un capítulo con trece versículos.  Por el contrario, el más extenso es el libro de los Salmos con 150 capítulos, y el segundo es Isaías con 66 capítulos. El capítulo más grande es el salmos 119 y el salmos 117 es el capítulo mas pequeño. El versículo más grande de toda la Biblia se encuentra en el libro de Esther, en el capítulo 8, versículo 9; y el más pequeño es Éxodo 20:13 y Juan 11:35 (ambos versículos tienen 9 letras si consideramos que la letra “LL” es una doble letra “L”).

El AT  termina con una Maldición y el NT  con una bendición. Según algunos estudios,  dicen que el libro de Isaías es la Biblia en miniatura. Veamos: Isaías tiene 66 capítulos, la Biblia 66 libros. El 1er capítulo de Isaías comienza como Génesis: la desobediencia y el pecado del hombre. El capítulo 40 de Isaías profetiza sobre Juan el bautista, y el libro N° 40 de la Biblia es Mateo el cual habla de Juan el Bautista. El último capítulo de Isaías termina en el verso 22. Dice: “Como los cielos nuevos y la nueva tierra” al igual que Apocalipsis, y el último verso de Isaías termina sobre la condenación del hombre impío, como también lo dice Apocalipsis.

La notable unidad y coherencia de la Biblia confirma que es auténtica y revela un solo autor: El Espíritu Santo (2 Tim. 3: 16).

La Biblia es el libro más antiguo del mundo que aún sobrevive. Cada año se distribuyen unos sesenta millones de Biblias o porciones de ella. La primera edición impresa con caracteres móviles salió de la prensa del inventor alemán Johanes Gutemberg en el año 1455. Hasta entonces el que quería una Biblia, o parte de ella, tenía que copiarla o pagar a quien se las copiase.

Desde aquel año que Gutemberg dio es gran paso, se han impreso unos cuatro mil millones de Biblias y porciones de ella, rompiendo así el record mundial en cuanto al libro de mayor tirada impreso en el mundo.

Es pues la Biblia también el libro del cual más traducciones se hacen hasta la actualidad, esto quiere decir que en la actualidad más del 90% de la humanidad tiene acceso a la Biblia en forma íntegra o a una porción de ella en su propio idioma. De modo que este libro ha traspasado las fronteras y rebasado las barreras raciales y étnicas.

Una característica que debemos tomar en cuenta en el estudio de la Biblia, es que al principio no existían divisiones entre capítulos y versículos, tampoco existían las comas, los puntos y cualquier otro orden gramatical, ya que las primeras clases de gramáticas surgieron en la Época del Renacimiento durante los siglos XV y XVI d.C.  En los manuscritos Hebreos más tempranos la Biblia estaba dividida en versos, pero los versos no estaban numerados. Las divisiones en Capítulos fueron agregadas en las Biblias Cristianas por el Arzobispo Inglés Stephen Langton después del año 1,200 y la numeración de versículos  se encuentra por primera vez en la Biblia de Bombers (1547).

Los términos Antiguo y Nuevo testamento sirve para hacer referencia a la “alianza” o “pacto” sellado entre Dios y la raza humana; estos términos de Antiguo y Nuevo Testamento sólo se empezaron a usar a fines del siglo II d.C.   para designar a los libros de las Sagradas Escrituras. El AT  fue escrito en lenguajes muy distintos del castellano, en su mayoría en la lengua Hebrea, este lenguaje hebreo originalmente se escribía sin vocales; es decir sólo se usaba las consonantes, por eso que existen ciertas palabras que son difíciles de encontrar su verdadero significado; por ejemplo el tetragrama HWHY (en hebreo), YHWH (en castellano) que traducido podría ser: Jehová o Yahvé. En cambio el NT  fue escrito en su mayoría en griego, este lenguaje se asemeja un poco al castellano, por ejemplo la palabra “baptismos” (en griego) se escribe bautismo (en castellano).

Otro de los idiomas en que fue escrita la Biblia es el arameo, que era una lengua de escritura muy similar al hebreo. Después de la deportación de Babilonia se comenzó a utilizar este lenguaje entre los judíos, tal es así que en los tiempos de Jesús el arameo era el idioma de uso común. El evangelista Marcos tradujo varias palabras del Señor Jesús que fueron dichas en arameo, como por ejemplo:

  • Talita Coiné = Niña levántate (Mr. 5: 41)
  • Corbán = Mi ofrenda a Dios (Mr. 7: 11)
  • Efata = Sé abierto (Mr. 7: 34)
  • Eloi, Eloi ¿lama sabactani? = Dios mío, Dios mío ¿Por qué me has desamparado? (Mr. 15: 34)

Fuente:

  • La Historia de la Biblia Reina-Valera 1960
  • Los libros y la historia de la Biblia.
  • Introducción a la Biblia William Barclay

3 comentarios en “Generalidades de la Biblia”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.