13 julio , 2010

Fe Vs Obras

Por Geycer Paredes

Concluimos,  pues,  que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley”. Romanos 3:28

“Vosotros veis,  pues,  que el hombre es justificado por las obras,  y no solamente por la fe”. Santiago 2:24

En estos dos versos hay una aparente contradicción, cuando dice Pablo que el hombre se justifica (se declara sin culpa) por la fe sin las obras, mientras Santiago afirma que el hombre se justifica por las obras y no solamente por la fe, desaparece la contradicción aparente desde el momento que tomemos en consideración el designio diferente que llevan las cartas del uno y del otro. Pablo combate y refuta el error de los que confiaban en las obras de la ley mosaica como medio de la justificación rechazando la fe en Cristo; Santiago combate el error de unos desordenados que se contentaban con una fe imaginaria, descuidando o rechazando las buenas obras. De aquí que Pablo trata de la justificación personal delante de Dios, mientras que Santiago se ocupa de la justificación por  las obras delante de los hombres.