Dios en medios de nosotros

“Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.” Juan 1:14 

La palabra “habitó” viene del griego “skenoo” que significa: “Plantar un tabernáculo”. Cuando Israel adoró el becerro de oro y despertó así la ira de Jehová, Moisés sacó el tabernáculo fuera del campamento (Éxodo 33:7), simbolizando así el alejamiento de Dios. Cuando se reanudó la marcha del pueblo nuevamente consagrado a Jehová, el tabernáculo se instaló en medio, con seis tribus delante y seis tribus detrás (Números 2:17). Esto simbolizaba esencialmente la presencia de Jehová en medio del pueblo.

A este simbolismo de la morada de Dios en medio de su pueblo (Éxodo 25:8) se hace referencia al hablarse de la encarnación del Verbo que “habitó entre nosotros”, es decir, Dios mismo habitando en medio de nosotros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.