¿Suicidio?

“El que ama su vida,  la perderá;  y el que aborrece su vida en este mundo,  para vida eterna la guardará. Juan 12:25

¿Acaso este texto nos enseña que debemos suicidarnos? Lo que quiere decir es que debemos estar tan dedicados a vivir para Cristo que en comparación “aborrezcamos” nuestra vida. Esto no significa que anhelemos morir ni que seamos descuidados ni destructivos con la vida que Dios nos ha dado, sino que estemos dispuestos a morir si con esto glorificamos a Cristo. Debemos renunciar al tirano gobierno de nuestro egoísmo. Echando a un lado nuestra búsqueda de ventaja, seguridad y placer, podremos servir a Dios con amor y libertad. Soltar las riendas de nuestras vidas y transferir el control a Cristo trae vida eterna y gozo genuino.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.