¿Como Son Los Demonios?

Puesto que los demonios pertenecen a la misma clase de seres que los ángeles y Satanás, todas estas criaturas tienen mucho en común.

 I. SU NATURALEZA PERSONAL

A. Son personas genuinas.

Los demonios no son fuerzas o conceptos que existen meramente en nuestras mentes. Los demonios existen; su realidad no depende de la existencia y la habilidad de los seres humanos para concebirlos.

  1. Inteligencia. Ellos poseen inteligencia, podían reconocer quién era el Señor mientras El estuvo en la tierra (Marcos 1:24) y sabían de su condenación final (Mateo 8:29). También conocen el plan de salvación, aunque no lo pueden aceptar (Santiago 2:19).
  2. Emociones. Pueden manifestar emoción, especialmente cuando son confrontados con el juicio (Lucas 8:28; Santiago 2:19).
  3. Voluntades. Ellos pueden dar expresión a sus voluntades (Lucas 8:32).
  4. Personalidad. Se describen con pronombres personales (vv. 27–30).

B. Son seres espirituales

En contraste con los seres de carne y hueso, los demonios son seres espirituales (Efesios 6:12). Sin embargo, están localizados, puesto que, como criaturas, son limitados y no son infinitos como lo es Dios. Ellos son generalmente invisibles a los seres humanos, aunque en ocasiones su presencia se hizo evidente por varios medios (Hechos 19:15; Apocalipsis 9:1–12; 16:13).

II. SU NATURALEZA INTELECTUAL

Los demonios demuestran gran inteligencia como se esperaría de un orden tan elevado de seres. Sabían quién era Jesús (Marcos 1:24). Estaban conscientes de su propia condenación final (Mateo 8:29). Conocen el plan de salvación (Santiago 2:19). Desarrollan y promueven sistemas de doctrina (1 Timoteo 4:1–3), una actividad que aparentemente aumentará a medida que se acerque el fin del siglo.

La inteligencia puede ser realzada por la experiencia. Todo demonio, por supuesto, ha existido durante toda la duración de la historia humana. Aunque cada uno no ha observado todo lo que ha transpirado a través de la historia, su longevidad le da una dimensión adicional a su inteligencia innata. Ellos han observado a los seres humanos en casi todas las situaciones concebibles, por lo tanto, pueden predecir con precisión lo que los individuos harán en la mayoría de las circunstancias.

III. SU NATURALEZA INMORAL

A. En su ser

Los demonios se designan “espíritus inmundos” (Mateo 10:1), “espíritus malos” (Lucas 7:21), en una cita, “un espíritu de demonio inmundo” (Lucas 4:33), y “huestes espirituales de maldad” (Efesios 6:12). Todos estos términos indican claramente la naturaleza inmoral de los demonios.

B. En sus objetivos

Inmoralidad es todo lo que es incompatible con el bien, pero el bien se tiene que definir fundamentalmente en relación con la voluntad de Dios. Por lo tanto, las actividades inmorales de los demonios pueden incluir cualquier cosa que se opone a la voluntad de Dios.

Estas son algunas observaciones de alguien que estuvo profundamente identificado con el espiritismo: “Los espíritus con quienes me encontré en las sesiones de espiritismo eran en su mayoría, muy moralistas. Ellos nos animaban a no fumar o beber o hacer cualquier otra cosa que causara daño a nuestras mentes y cuerpos. A los ministros se les decía que predicaran la moralidad, los buenos modales, y la dignidad cívica. Yo conocía ministros que hacían que sus secretarias tomaran nota de los mensajes de los espíritus y entonces ¡los usaban desde el púlpito! Los espíritus a menudo hablaban de un Jesús ético, pero nunca de un Salvador que murió una muerte sacrificial por el pecado. “En contraste con el tono ético y de alta moral de las sesiones de espiritismo en nuestro hogar, asistí a algunas donde los espíritus eran blasfemos y sensuales” (Victor H. Ernest, Yo he hablado con los espíritus [Editorial LOGOI]).

Los objetivos inmorales de los demonios tienen que incluir tanto la promoción de la inmoralidad mala como de la inmoralidad buena (la que lleva a la persona a confiar en las buenas obras en vez de en el Salvador Jesucristo). Esto está completamente de acuerdo con los planes de Satanás y su deseo de falsificar lo correcto.

IV. SUS PODERES

A. Su fuerza

En ciertas ocasiones los demonios pueden exhibir una fuerza sobrehumana mientras obran a través de los seres humanos.

El endemoniado gadareno pudo romper todos los grillos y las cadenas (Marcos 5:3). Los hijos de Esceva fueron dominados por el hombre poseído en Hechos 19:16.

 B. Su inteligencia

Ya he mencionado su inteligencia superior. Pero siempre surge la pregunta: ¿Conocen los demonios el futuro? Por cierto, ellos pueden comprender el plan de Dios como lo hallan en la Biblia. ¿Indica Hechos 16:16 que ellos pueden predecir el futuro? Evidentemente no, porque la palabra “adivinación”, usada solamente aquí en el Nuevo Testamento, se tiene que entender en un sentido negativo; es decir, “aparentar predecir el futuro”. Cuando se usa en la Septuaginta, invariablemente se refiere a las palabras de profetas mentirosos o aquellos que practicaban las artes malas que se prohibían por la ley.

C. Su presencia

Los demonios no son infinitos; son limitados y son criaturas, aunque sobrehumanas. Evidentemente no están presentes en todos los lugares; pero no están tan restringidos como los humanos por las barreras normales del espacio (Lucas 8:30 — una legión de demonios habitó en un hombre). El mismo hecho de que los demonios pueden entrar en cuerpos humanos y de animales demuestra que ellos son capaces de penetrar barreras que restringirían a los seres humanos.

Sin embargo, la inmensa cantidad de demonios puede hacer que parezca que están presentes en todos los lugares, aunque eso no es cierto. Aun así, Satanás valiéndose de ellos puede utilizar su multiplicidad en su intento de promover sus planes en todas partes. En resumen: Los demonios no son humanos; ni tampoco son Dios. Pero sí son seres sobrehumanos con inteligencia, experiencia, y poder superiores. El negar la existencia de los demonios no es escepticismo; solamente demuestra la ignorancia. El subestimar el poder de ellos es temeridad.

Fuente:

– Basic Theology,  Charles C. Ryrie, Copyright, Editorial Unilit, Miami, Fl. U.S.A. © 1993 All right reserved.

2 comentarios en “¿Como Son Los Demonios?”

  1. Dios le sbendiga y les guarde a todas las personas cuantas miren este mensaje. Quiero agradecer por la informacion que me han siministrado por este medio, he descargado todos los archivos referentes a ”Angeologia”. Muchas gracias, y por favor sigan publicando este tipo de documentos que edifican!!!

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.