Sistemas Éticos Deontológicos

By | 14 Septiembre , 2013

1.1.   SISTEMAS ÉTICOS DEONTOLÓGICOS

En la ética deontológica el énfasis está sobre el deber y el medio que uno sigue para lograr los fines que tiene en su comportamien­to, “Deon”en griego quiere decir “deber”. En la ética cristiana hay deberes que debemos cumplir con nosotros mismos, con Dios y con el prójimo. Vamos a considerar algunos ejemplos de la ética deontológica.

1.1.1.      La ética de Kant

Para Emanuel Kant(1724-1804), la pregunta fundamental de la ética no es “¿qué es lo bueno?”, sino “¿qué debo hacer?” Y dado que los deberes morales se expresan en normas, lapregunta puede formularse así: ¿qué condiciones debe cumplir una norma moral paraque pueda ser considerada como tal, es decir, para que pueda obligar?

El promulgó un sistema de ética que ilustra muy bien la ética deontológica, o la ética de deberes. Fundó sus conceptos en la razón humana, y la capacidad del ser humano para tomar las decisiones más sabias, al considerar todas las alternativas.

Kant desarrolló su concepto de dos imperativos: el hipotético y el categórico. El imperativo hipotético, como el nombre indica, señala lo que la persona debe hacer basada en una situación teóri­ca, y con el fin de cumplir con el deber bajo esa circunstancia. Ilustraciones de los imperativos hipotéticos son los deberes que deben seguir las personas que están en profesiones específicas, tales como la arquitectura, los cuales son obligatorios únicamente para las personas que se dedican a esa profesión. El énfasis está en los medios para hacer lo correcto, basados en la razón moral.

En cambio, el imperativo categórico enfoca el fin que se busca. Kant tenía tres pruebas para un imperativo categórico:

a)      La prue­ba del elemento universal, o sea, si conviene que todo ser humano siguiera esa norma.

b)      La prueba de la necesidad, que implica que es un imperativo imprescindible para el bien de uno. Por ejemplo, cuando una persona está enferma de gravedad en el hospital, se considera que los médicos harán todo lo posible para atender al paciente y salvarle la vida, sin considerar los costos.

c)      La prueba de la Validez. La validez se determina por el fin que se busca para los seres humanos. Por ejemplo, hay límites para la velocidad con que pueden andar los vehículos y obrar dentro de la ley. La validez de la ley se establece por medio de la consideración de varios factores: La densidad de la población, la proximidad a institu­ciones tales como hospitales y escuelas, donde hay personas que pueden estar en mayor peligro por velocidades excesivas. La velocidad legal en las autopistas que conducen de una ciudad a la otra es más alta que la de una zona escolar en la ciudad. Lo impor­tante es obedecer la ley para proteger a la humanidad.

El sistema de Kant es bastante complejo y extenso Las personas interesadas en estudiar más a fondo pueden buscar sus obras: La crítica de la razón pura y Lo crítica de la razónpráctica. Reconocemos que Kant hizo una contribución significante al campo de la moral. Muchos consideran que sus normas son compatibles con las de la ética cristiana, aunque Kant rechazó las bases metafísicas de la religión. White opina que las enseñanzas de Kant contribuyen a una secularización de LaÉtica, porque no tomó en cuenta suficien­temente las bases bíblicas y el papel del Espíritu Santo para guiar a uno en la toma de decisiones morales. Sin embargo, reconocemos que hay validez en la consideración de los imperativos categóricos, y la sociedad viviría en mejores condiciones si siguiesen estas nor­mas que vivir sin norma alguna.

1.1.2.      La ética de los valores morales.

En los últimos años ha surgido un concepto moral secular en muchos medios donde se hace énfasis en permitir que la persona desarrolle sus propias convicciones en base a una consideración de los hechos, todas las opciones y una libertad personal para tomar la decisión. Según este punto de vista, los padres, maestros y otras personas de sig­nificado como tutores de la moral, no tienen derecho de imponer una convicción, ni de prohibir cualquier comportamiento. El tomar la decisión es prerrogativa de la persona, que actúa libre­mente después de considerar los efectos de cierto comportamiento sobre sí mismo y sobre la sociedad.

Este concepto va en contra de la ética cristiana, porque creemos que Dios nos ha dado normas para guiarnos en las convicciones morales y las decisiones en cuanto a nuestro comportamiento. Algunas de estas normas vienen en forma de prohibiciones, porque Dios sabe las consecuencias funestas de algunos actos que el ser humano puede cometer. Dejar al ser humano con la responsabili­dad de tomar decisiones éticas, sin considerar las normas que Dios nos ha dado por medio de la Biblia y la presencia del EspírituSanto, es como encargarle a un constructor que construya un edifi­cio sin el beneficio de los estudios de los arquitectos y los inge­nieros. Los resultados serán desastrosos, porque para construir bien se necesitan los planos bien elaborados de parte del arquitecto y los cálculos precisos de los ingenieros.

Últimamente los efectos de la práctica de determinar valores sin mandatos o principios se están manifestando en varias maneras. William Kirkpatrick ha escrito un libro titulado Why JohnnyCan’tTellRightfromWrong(Por qué Juanito no puede distinguir entre lo bueno y lo malo), y juzga que el problema radica en no haber hecho énfasis en la formación del carácter en los programas de educación en las últimas décadas. Las consecuencias se manifies­tan en la deshonestidad, la irresponsabilidad, la violencia y la in­moralidad sexual que caracteriza la cultura juvenil hoy en día.

Qué apropiado resulta este salmo de Salomón

“Si Jehová no edificare la casa, en vano trabajan los que la edifican; si Jehová no guardare la ciudad, en vano vela la guardia.” Salmo 127:1

Las familias edifican casas y hay centinelas que guardan una ciudad, pero estas dos actividades son fútiles a menos que Dios esté con ellas. Una familia sin Dios nunca experimentará el lazo espiritual que El crea en las relaciones. Una ciudad sin Dios se devastará por la maldad y la corrupción que haya adentro. No cometa el error de dejar a Dios fuera de su vida, si lo hace, habrá vivido en vano.

Categoría: Etica

Acerca de Geycer Paredes

Pastor-Maestro de la Biblia, en el ministerio "Mayor Gracia en Lima - Perú" filial de Greater Grace World Outreach (GGWO), cuya sede principal se encuentra en Baltimor - EE.UU.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *